Justicia

En opinión de Juan Salgado Brito

Justicia

El clamor que corre y recorre por todos lados y en todos los ámbitos de la sociedad es JUSTICIA, no solamente la que se refiere a investigar, perseguir y castigar los delitos y a los delincuentes,  que de suyo es la máxima prioridad de la población y debe ser de todos los órdenes de gobierno frente los múltiples ilícitos que a diario se cometen contra la integridad física, moral y patrimonial de las personas, que en su mayoría se sienten indefensas e inseguras a merced de agresores y delincuentes que también en su mayoría acaban cobijados por la impunidad. Entendida la justicia como el principio fundamental y el fin último del derecho que impone el deber de obrar y juzgar respetando la verdad, acatando las leyes y dando a cada quien lo que le corresponde, su definición y concepto debe mover a reflexión porque lamentablemente sigue como asignatura pendiente del Estado y las autoridades que siguen en deuda con la sociedad ya que la mayoría de los delitos que se denuncian quedan sin investigar ni castigar, no se diga de los múltiples delitos de todo tipo que se cometen en agravio de las personas, de sus vidas y de sus pertenencias que al saber de la indolencia y desinterés de las autoridades quedan sin denunciar.

La justicia social, es uno de los más grandes valores para mantener la paz, la tranquilidad y la estabilidad entre la población y los gobiernos; tiene por objeto promover e impulsar el respeto y protección de los derechos de las personas  al bienestar, la salud, la educación, la igualdad de oportunidades, la seguridad social, los derechos humanos, propugna también el desarrollo integral de las comunidades, el acceso igualitario a bienes y servicios que garanticen a la gente superar las desigualdades y la marginación. Justicia social es en el más amplio de los sentidos garantizar a la población un estado de bienestar con pleno respeto a sus derechos y libertades, en el cumplimiento de este compromiso los fines del Estado y de los gobiernos Federal, Estatal y Municipales podrán fructificar con la coordinación de esfuerzos y la conjugación de recursos a lo cual debe sumarse el sector empresarial y los distintos segmentos de la sociedad haciendo causa común para el crecimiento y la prosperidad de todos pero sobre todo de los más pobres y de las zonas marginadas.

Justicia para todas y todos, observando la máxima del derecho “Vivir honestamente, no dañar a otros y dar a cada quien lo suyo”, así, con respeto y consideración a los derechos y prerrogativas de los demás contribuyendo a la convivencia social y a que las instituciones, gobiernos y autoridades cumplan su deber de hacer Justicia, que es lo que clama y reclama la ciudadanía.