“Corazón, cabeza y carácter"

En opinión de Juan Salgado Brito

“Corazón, cabeza y carácter

Don Jesús Reyes Heroles, uno de los ideólogos y políticos mexicanos más talentosos y brillantes de los últimos tiempos sostenía que a todo buen político y servidor público deben caracterizarle las 3 C, Corazón, Cabeza y Carácter. Corazón para entender y comprender con sentido humano los problemas, necesidades, carencias y sufrimientos de los demás; Cabeza, para pensar, planear e instrumentar las mejores soluciones y respuestas a las demandas y exigencias de la sociedad; Carácter, para tomar decisiones y aplicar con firmeza las medidas más adecuadas para la atención, protección y bienestar de la población.

Sin duda sigue vigente la recomendación de Reyes Heroles, sobre todo hoy que según la guía ética dada a conocer por el presidente López Obrador, urge rescatar la  política y la vida pública de la degradación; lograrlo no es imposible, es un reto y una oportunidad para la conciencia cívica personal de quienes aspiran a cargos públicos, sea en la administración o en la política; es desde luego también un deber de responsabilidad y compromiso de los partidos políticos, que deben escoger a los mejores hombres y mujeres que van a postular como candidatos a los diversos cargos en las próximas elecciones de 2021.

La sensibilidad política y social de quienes se dedican o quieren dedicarse a la vida pública es y debe ser elemento consustancial en la vocación de servicio y el profesionalismos a que están obligados gobernantes y autoridades de todas las instituciones. El escrutinio público a que están sujetos funcionarios y empleados de los tres órdenes de gobierno impone el deber de actuar y proceder con eficiencia, honestidad y sentido social; es esto precisamente a lo que se refiere el requerimiento y el exhorto a conducirse con Corazón, Cabeza y Carácter.