El Regional

Local

Yesenia Daniel |
2018-04-16

Jojutla, Mor.- La detención del doctor oaxaqueño Luis Alberto Pérez, acusado de homicidio culposo en grado de responsabilidad médica por la muerte de un niño, movilizó al gremio médico en todo el país que exigió no criminalizar su profesión ya que los gobiernos no dan las condiciones necesarias para hacer su trabajo de manera correcta. En Morelos, médicos que pidieron reservar sus datos, señalaron al Hospital “Ernesto Meana San Román” de Jojutla, como uno de los que tienen más carencias.

“Hospital Meana de Jojutla, no hay terapia intensiva de adultos, hay veces que sólo un especialista hay para todo el Hospital y ¿sabes por qué?, pagan poco y mucho trabajo. ¿Te sirve un Hospital más grande o bonito si hay pocos médicos y mal pagados? En una urgencia el “no hay” ya es costumbre”, se lee en una de las cartulinas que los médicos exhibieron en su protesta en Cuernavaca el viernes 13 de abril.

La última queja documentada por este medio de comunicación fue en los primeros días del mes de enero, familiares de pacientes recibieron el año nuevo en una situación, -además de difícil por el hecho de tener internado a un familiar-, llena de carencias: sin camas disponibles, sin limpieza, sin sala de espera digna, sin medicamentos, “reclamen al gobierno de Morelos que dicen que hay de todo nada más que nos digan dónde”, aconsejaba el personal que trabaja en este hospital regional que atiende a la población de los municipios de Jojutla, Tlaquiltenango, Tlaltizapán, Zacatepec, Puente de Ixtla e incluso Amacuzac y gente del vecino estado de Guerrero.

Días después, personal que labora en este nosocomio denunció, también de manera anónima, las condiciones de riesgo en las que laboran por los daños generados tras el sismo del 19 de septiembre en las instalaciones del Hospital. Desde afuera se pueden ver fisuras en las paredes pero no se ha podido constatar las afectaciones por dentro ya que el personal de seguridad no deja pasar medios de comunicación o reporteros.

La constante en los últimos años es la queja de los usuarios por una mala atención médica, carencia de camas, desabasto de medicamentos o prepotencia del personal de seguridad, además del abandono de las instalaciones que siempre están sucias o en mal estado, tras el sismo la sala de espera del área de Urgencias estuvo a la intemperie, resguardados por la sombra de un árbol había dos filas de sillas, muchas descompuestas que no se podían usar.

En la denuncia del gremio médico del pasado viernes, los doctores destacaron que las clínicas y Hospitales del sector Salud no son las únicas con carencias, sino también las del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

“Yo lo que hago es una invitación, no satanicen al médico, nosotros no hacemos milagros, nosotros estamos preparados para salvar vidas pero que no nos satanicen y nos traten como delincuentes. Nosotros hemos sido hasta agredidos físicamente por los pacientes porque ellos piensan que nosotros negamos las atenciones pero realmente los responsables no somos nosotros, son los que dirigen los Servicios (de Salud) porque realmente la carencia nos impide que nosotros demos la atención; no es posible que nosotros tengamos que entrar a operar sin tener el material, arriesgamos al paciente inclusive, entonces esto ya es una situación de emergencia que ya dejen de engañar al pueblo, que los políticos se pongan las pilas y den al gremio médico lo que merecen, los hospitales deben estar súper equipados a la tecnología que tenemos hoy en día y no estar ejerciendo la medicina de hace 20 años”, comentó un médico especialista.

 



2017 El regional del sur. Derechos reservados. Aviso legal | Marcas registradas | Privacidad


Volver Arriba