El Regional

Justicia

| Pancho Rendón
2018-04-16

Deben de castigar a mando

por la muerte de los policías

No es heroísmo morir accidentalmente y de trágica y fea manera durante el trabajo como policías, más bien, este caso debe ser motivo de una minuciosa investigación para castigar al responsable de haber mandado a los uniformados, ya que las víctimas eran policías preventivos en activo y jamás debieron realizar labores distintas para las que fueron contratados, pues Alberto Capella, comisionado de Seguridad, se lavó las manos y dijo que sus elementos violaron los protocolos, mientras que el secretario de Gobierno anunció que todo fue por un error humano. Pónganse de acuerdo.

Hay más preguntas que respuestas: ¿A quién le corresponde instalar las casetas de vigilancia? Es verdad que serán usadas por los policías, pero debería haber personal capacitado y calificado para realizar esta maniobra, aunque parezca juego de niños, ya se vio que no lo es.

Los caídos, y aclaro, no fue en cumplimiento de su deber, Guillermo Rodolfo, y Julio César, fueron comisionados para ocupar una caseta elevada la que sería colocada en la avenida Bugambilias, frente a lo que hoy se llama “Plaza Forum”, pero antes se le conoció como la fábrica Rivetex.

Para el jefe policiaco, Alberto Capella Ibarra, dijo que se violaron los protocolos de seguridad, mientras que el Secretario de Gobierno, reconoció un error humano, pero para justificar esta tragedia, pues le rindieron un homenaje de cuerpo presente, como si su muerte fuera un acto heroico, cuando es no fue y fue un lamentable accidente que se debe castigar a quien resulte culpable.

Uno de los caídos era soltero vivía al lado de sus padres, mientras el otro, tenía esposa e hijos que quedaron en la orfandad y, de acuerdo al video que circula por las redes sociales, se aprecia claramente la incapacidad de los elementos policiacos para atender una emergencia.

Las imágenes revelan cuando los cables de alta tensión queman los cuerpos de los uniformados, mientras otro elemento con un extinguidor pretende ayudar, sin saber que el manejo de la electricidad no se da con un simple extinguidor, pero lo hace y termina por echarse a correr ante el tronadero de cables.

Ya se les hizo honores, ya se les prometió ayudar a sus deudos y se cree que con esto ha quedado solucionado, que no ha pasado nada,  que los policías son víctimas de la delincuencia eléctrica, pero no es así, voces de los mismos uniformados exigen a la justicia detenga a los altos mandos que pretenden ahorrarse unos pesos poniendo a la tropa a efectuar labores que no les compete.

La policía vigila, la preventiva previene, pero no son instaladores de casetas, tampoco electricistas, su capacitación es diferente y llegó el momento de alzar la voz para clamar justicia, la divina viene sola, la terrenal es la que se busca y que, en lugar de pagar perros tijuanenses obsoletos, debieran contratar técnicos que instalen esas casetas móviles.

 

Atoran a taxista en Temixco

tras protagonizar balacera

 

Efectivos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Temixco detuvieron en la colonia Rubén Jaramillo a un taxista armado, luego de haber protagonizado una balacera en la vía pública, por lo que fue detenido y le aseguraron un arma calibre .40 mm de las llamadas mata-policías, con lo que fue remitido a la PGR-Morelos, por Violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, en el municipio de Temixco.

De acuerdo a los informes los hechos ocurrieron a las 17:23horas, cuando vía radio los municipales fueron informados que sobre la calle Agrarismo esquina con calle Primero de Mayo de la colonia Rubén Jaramillo del municipio de Temixco; ya que se escuchaban detonaciones de arma de fuego, por lo que fueron a verificar la información.

Al llegar, los policías observaron a un hombre afuera de un taxi marca Nissan, tipo Tsuru, blanco con morado del servicio público, placas de circulación LVE-2546 del estado de Morelos mismo que portaba lo que parecía un arma de fuego.

Al realizar las medidas de prevención necesarias le fue asegurada un arma de fuego, tipo pistola, color verde, marca S&W, calibre .40 milímetros, con cachas negras, con un cargador abastecido con ocho cartuchos útiles del mismo calibre, por ello se detuvo a Marcelo “N” de 46 años.

El detenido fue puesto a disposición del Ministerio Público del Fuero Federal para que sea esta instancia la que se encargue de su situación legal.



2017 El regional del sur. Derechos reservados. Aviso legal | Marcas registradas | Privacidad


Volver Arriba