El Regional

Opinión

Gerardo Suarez |
2018-04-14

La decisión de los integrantes de la actual legislatura local, de “perdonar” las revisiones financieras en las diversas instituciones que manejan recursos públicos sin importar los señalamientos por actos de corrupción, evidencian una falta de respeto a la ciudadanía qué es a la que se deben y además, ponen en entredicho su pésimo trabajo al frente del Congreso porque lo único que han  demostrado, es que se gastan cantidades multimillonarias de dinero en dependencias que sirven para maldita la cosa y como ejemplo ahí están la Contraloría y la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización, porque se han convertido en “elefantes blancos” y sólo sirven y son utilizadas como un arma política.

DESPILFARRO EN MUNICIPIOS SERÁ SOLAPADO POR DIPUTADOS.- Todos saben que las auditorías administrativas son una valiosa herramienta de control, lamentablemente es poco utilizada en los entes que más han sido señalados por actos de corrupción y malversación o malos manejos de los recursos públicos. Sin embargo, tienen la información que les permite como por ejemplo a la Auditoría Superior de Auditoría de la Federación el detectar o anticiparse a la situación financiera de diversas dependencias que manejan recursos públicos. Se trata pues, de generar las condiciones para tener un informe y ficha técnica así como disposición para trabajar en equipo, fomentar un buen ambiente laboral y su compromiso para buscar la honestidad y la excelencia. Algo que lamentablemente no ha ocurrido en las dependencias de Morelos.

Y todo esto tiene que ver, porque los dizque “representantes populares y muchos de ellos que ahora están pidiendo el voto a la ciudadanía para que los vuelva a apoyar unos, para reelegirse y unos más buscan otras posiciones para el primero de julio. Los diputados decidieron ellos por mutuo propio perdonar a todos los alcaldes que pudieron cometer algún tipo de delito por actos de corrupción en el manejo de las finanzas públicas de la presente y pasada administración municipal porque son cinco años de impunidad. Por tanto, sin importar si robaron poquito o mucho a los alcaldes del trienio pasado y los actuales no serán llamados a rendir cuentas pese a que la mayoría estaba en una situación verdaderamente caótica por la crisis financiera y problemas que les fueron heredados, sobre todo los económicos.

Y es que todos saben que, detrás de esta situación de crisis financiera en los municipios se esconde un enorme despilfarro tanto en sueldos, dietas, líneas telefónicas, locales de alquiler, asesores, contratación de servicios y obras infladas y mal hechas y muchas de las veces jamás terminadas, entre muchos otros excesos y abusos por parte de los alcaldes y funcionarios de las dependencias que se han cubierto con el manto protector que les han ofrecido los señores diputados para que no les hagan absolutamente nada y no tengan solventar o resarcir peso alguno pese a que la mayoría de los Ayuntamientos están quebrados.

CONTRALORÍA Y ESAF, “ELEFANTES BLANCOS”.- Un presupuesto elevado, con personal, infraestructura ¿y todo para qué? Es la pregunta que mucha gente se hace en relación a el gasto desproporcionado que se destina para la Contraloría del Gobierno del Estado y la Entidad de Auditoría Superior de Fiscalización del Congreso, porque no sancionan a prácticamente nadie. Y con la nueva disposición legislativa, las cosas serán peor aún.

Lo grave, es que el propio Vicente Loredo Méndez, titular de la ESAF, hace un año dijo que la mayoría de alcaldes que serán relevados a finales de este año, así como la administración estatal del gobernador Graco Ramírez, tienen pendientes de la cuenta pública del 2016, destacándose desvíos de recursos públicos y el reporte de entrega de obras concluidas pero que, al final no se ejecutaron. En su momento, explicó que mantenían la dinámica de la armonización contable que lamentablemente no se ha podido erradicar, puesto que había evidencias de los desvíos de recursos e incluso, obras que fueron reportadas como ejecutadas sin que jamás las hayan construido.

Entre los municipios más señalados esta Cuernavaca y su edil con licencia temporal, Cuauhtémoc Blanco, sobre todo, por las constantes y permanentes irregularidades y observaciones que se les hicieron en comparación con otros municipios. De habérseles practicado la auditoría y haberlos sancionados, entre otras cosas se pudiera estar hablando de que podrían incluso ser denunciados penalmente ante la Fiscalía y que cantidades millonarias pudieran regresarlas a las arcas. Hoy, ya nada de estos se podrá realizar porque decidieron darle borrón y cuenta nueva a las administraciones de los ediles durante los últimos cinco años sin importarles en lo absoluto que hayan robado a más no poder.

LOS MUNICIPIOS QUE ESTABAN EN LA MIRA DEL CONGRESO.- Para los integrantes del poder Legislativo había un grupo de presidentes municipales que se habían opuesto a sus acciones y decisiones autoritarias, los cuáles fueron presionados y en automático perseguidos porque se les acusó de haber malversado recursos financieros.

Incluso, en un reporte de la Entidad Superior de Auditoria y Fiscalización se les informó que detectaron desvíos de recursos, sobre todo en obras públicas ya que dentro de las revisiones especiales se ordenó aplicar.  A principios del año pasado había tres de la zona metropolitana, cinco de la sur y siete del oriente, que estaban en el banquillo de los acusados. Todos estaban encabezados por Cuauhtémoc Blanco, alcalde de Cuernavaca a quienes se les aplicó la auditoria especial, además de Emiliano Zapata Xochitepec, Jojutla, Mazatepec, Miacatlán, Tlaquiltenango, Zacatepec, Tetela del Volcán, Temoac, Tlalnepantla, Tlayacapan, Ocuituco, Yecapixtla, y Jonacatepec. Hoy, por lo tanto, todo lo que se hizo se desvaneció y los recursos gastados en estos trabajos de revisión, supervisión e investigación no sirvieron para nada por la decisión autoritaria de los diputados de frenar cualquier posible sanción para cubrirlos con su manto protector e impunidad total.

Email: gerardonoticias01@gmail.com

Twitter: @gerardosuarez73

 



2017 El regional del sur. Derechos reservados. Aviso legal | Marcas registradas | Privacidad


Volver Arriba