El Regional

Local

Yesenia Daniel |
2018-03-14

Zacatepec. Entre 600 y 700 alumnos no asistieron a clases ayer al Tecnológico Nacional de México o Instituto Tecnológico de Zacatepec, al cumplirse la fecha que fue señalada en tres mensajes escritos en las paredes de baños, que referían que “se matarían entre 50 y 100 personas que estuvieran dentro” el 13 de marzo.

La directiva de ésta institución, la única de nivel superior en la región sur de la entidad, no quiso minimizar las amenazas escritas con bolígrafo en las paredes, y presentó una denuncia el pasado 28 de febrero ante el Ministerio Público de la Fiscalía regional de la zona surponiente por el delito de amenazas, y contra quien, o quienes, resulten responsables.

A partir de la difusión de la existencia de los mensajes, la directiva de la institución solicitó el apoyo de los cuerpos de seguridad pública para realizar rondines de vigilancia. Además, desde la semana pasada, en las dos entradas principales se instalaron detectores de metales para toda persona que ingresa a la institución, ya sea alumno o maestro.

Como los mensajes indicaron que la fecha del presunto atentado sería el 13 de marzo, ayer los operativos de vigilancia se intensificaron, binomios caninos de la Comisión de Seguridad Pública (CES) realizaron recorridos dentro de la institución, además de la seguridad privada que el Tecnológico de Zacatepec tiene para sus actividades diarias, se notó la presencia de otra empresa de seguridad privada que coadyuvó en la inspección de los asistentes.

El encargado del departamento de Comunicación y Difusión del Instituto Tecnológico de Zacatepec, Celerino Alonso Nájera, indicó que ayer entre 600 y 700 alumnos de un total de 5 mil, no asistieron a clases por el temor de que los responsables de los mensajes cumplieran con sus amenazas.

“El 30 por ciento de los alumnos no asistió a clases, el Tecnológico no se pone en una postura de obligarlos a venir el día de hoy, son su familiares quienes les pidieron no venir y están de acuerdo pero el Tecnológico, los maestros siguen en sus clases normales”, declaró.

Algunos maestros acordaron con sus alumnos ir a entregar trabajos pendientes o tareas y no quedarse en la escuela.

Hasta el cierre de esta edición, las autoridades tanto escolares como de seguridad pública y de procuración de justicia, reportaron saldo blanco y no haber hallado ningún objeto o amenaza real que pusieran en riesgo la integridad física de alumnos y maestros.

Los rondines se seguirán haciendo de manera esporádica para garantizar la tranquilidad de la comunidad escolar.



2017 El regional del sur. Derechos reservados. Aviso legal | Marcas registradas | Privacidad


Volver Arriba