El Regional

Opinión

Gerardo Suarez |
2018-03-13

El primero de julio de hace casi seis años, Graco Ramírez se convirtió en gobernador de Morelos, respaldado por la alianza que conformaron los partidos: PRD, PT y MC al obtener 364 mil 925 votos que le permitieron alcanzar el 43.29 por ciento de la votación total que fue de 842,881 con la participación de cuatro candidatos que participaron en la contienda política electoral. Hoy, a casi seis años, serán ocho los contendientes a suceder al perredista por lo que el voto se dividirá de manera importante y la estructura así como el voto duro será fundamental para quien gane la elección en los próximos tres meses.

LOS CANDIDATOS.- Apenas va a empezar la campaña política de los candidatos y desde ahora se evidencia una contienda sucia, negra, y en la que saldrá de todo; muchos casos de personajes vinculados con sujetos de negros antecedentes, enriquecimiento inexplicable, con antecedentes y señalamientos con procesos penales de todo tipo y otros más, a quienes les estarán sacando sus ranchos, propiedades y todo lo que genera una guerra política por la primera magistratura del estado, aprovechando con todo las redes sociales que será parte fundamental para estas campañas negras.

Por lo pronto, inició ya el registro de la mayoría –faltan dos- quienes se van perfilando junto con sus respectivos equipos, para soportar lo que venga, en virtud que en la actual, habrán golpes bajos, señalamientos y acusaciones de todo con tal de aprovecharse y colocarse en las preferencias electorales.

Los que contenderán serán ocho: Por las coaliciones Acción Nacional y Movimiento Ciudadano, está Víctor Manuel Caballero Solano.

Rodrigo Gayosso Cepeda va por el Partido de la Revolución Democrática y Socialdemócrata.

Movimiento de Regeneración Nacional, Encuentro Social y Partido del Trabajo, se la jugarán con Cuauhtémoc Blanco Bravo.

Jorge Meade Ocaranza, es candidato por el Revolucionario Institucional.

Alejandro Vera Jiménez, va con Nueva Alianza.

El Verde Ecologista decidió postular a la única mujer en la contienda: Nadia Luz María Lara Chávez.

Mario Rojas Alba, es el abanderado por el Humanista.

Y el único candidato independiente a gobernador es Fidel Demédicis.

LA LISTA NOMINAL DE MORELOS EN EL 2018.- Hoy en día, quienes están en condiciones de poder sufragar su voto por los candidatos que deseen son aquellos que están registrados en la lista nominal y que es de un millón 406 mil 614. Sin embargo, tanto a nivel nacional es del 50 por ciento, aunque en Morelos se ha tenido una participación de hasta el 56 por ciento de la lista nominal, por lo tanto, se vislumbra una participación aproximada de 800 mil votos que tendrán que dividirse entre los ocho candidatos.

A manera de ejemplo, en el 2012 Graco con el PRD, MC y PT ganó con 364 mil 925; el segundo lugar lo obtuvo José Amado Orihuela Trejo, del PRI, PANAL y Verde, quien logró una votación de 291 mil 660 votos que representó el 34.60 por ciento.

Adrián Rivera Pérez, quien compitió solo con las siglas de Acción Nacional, quedó en el tercer lugar al computar 127 mil 624 votos, que fue el 15.14 por ciento.

Julio Yáñez Moreno y su partido el Socialdemócrata, ocuparon la cuarta posición con 34 mil 752 votos.

Hoy, las condiciones son totalmente diferente a las que se vivieron hace casi seis años, por lo que insisto, la estructura, el voto duro y los recursos serán fundamentales para poder aspirar a ganar. El voto se fragmentará y en esta ocasión difícilmente alguien alcanzará los 364 mil votos que tiene en su registro el hoy titular del poder Ejecutivo.

MIENTE JORGE MEADE OCARANZA.- Aún no comienza la campaña y el candidato del PRI ya está mintiendo al señalar que él sí es de Morelos cuando sus orígenes son del Estado de Tamaulipas. Jorge Meade, hoy convertido en el abanderado tricolor, en la peor época del PRI en la entidad como fue en el 2000 cuando perdió la presidencia de la república y la entidad morelense a manos del PAN, abandonó la tierra del general Emiliano Zapata y estuvo en el exilio durante casi una década. Luego regresó del norte del país donde anduvo comisionado por su partido, para anunciar su aspiración a gobernador través de organizaciones sociales. Al final no le alcanzó más que para ser el titular de la Sedesol en la entidad, institución desde donde trabajó para los intereses políticos de los perredistas y en especial del gobernador Graco Ramírez. Hoy, dicen que es el esquirol que buscará aprovechar espacios en distritos y alcaldías, a costa de la derrota gubernamental del tricolor.

MARIO CHÁVEZ Y PACO MORENO, MERCENARIOS DE LA POLÍTICA.- La salida de Jorge Argüelles del PRI, evidencia la podredumbre que hay en ese instituto político, donde nuevamente la venta y entrega de candidaturas fue el reflejo de un partido que le apuesta a la derrota. Eso precisamente fue el motivo por el cual el aún dirigente, Alberto González, amagó con abandonar a ese instituto político. Al final, le faltaron los tamaños para concretarla precisamente por la inconformidad de que le quitaron las candidaturas que ya tenía acordada por la exigencia Meade Ocaranza.

Sin embargo, antes de irse, “encueró” a dos políticos priistas que aspiran a seguir viviendo del erario como son los casos de Francisco Moreno Merino y Mario Chávez Ortega, los dos diputados junto con homologo y líder tricolor Alberto Martínez, votaron a favor del endeudamiento por varias décadas y por varios miles de millones de pesos a Morelos a través del Ejecutivo. Los tres priistas, jamás han sido en el Congreso una oposición sino por el contrario, “jugaron el juego del gobernador que consistió en pago todo y tengo todo”. Pero fue más lejos Jorge Argüelles, al calificarlos como mercenarios y traidores del PRI y de Morelos.

En su papel de activista social, dijo que solo es un vehículo entre la necesidad y generosidad de muchos, lo que se traduce en bienestar a muchas familias de la entidad, pero es provisional porque la urgencia y necesidad sigue, que no se puede seguir trabajando de la mano de aquellos que han traicionado la confianza de los ciudadanos porque seguir así, sería convertirnos en un traidor más, “y lo exhibiré las veces que sea necesario”.

En el andar político, lo que la gente busca ser escuchada y a las peticiones ciudadanas, muchos políticos hacen oídos sordos, ante este panorama lo que sigue es atender a todos.

“A López Obrador y Cuauhtémoc Blanco lo soportan su base y aceptación pública y social porque no se puede gobernar en contra de todos, de ser así nos toparemos con lo que ha ocurrido con las dos últimas administraciones federales y tres estatales, se tiene que gobernar con la aceptación de todos incluso, con la de la oposición.

Email: gerardonoticias01@gmail.com

Twitter: @gerardosuarez73

 



2017 El regional del sur. Derechos reservados. Aviso legal | Marcas registradas | Privacidad


Volver Arriba