El Regional

Local

Erick A. Juarez |
2018-01-13

-Al manifestarse en la FGE reprocharon retraso en la entrega e identificación de cadáveres

Familiares de personas desaparecidas de la zona oriente de Morelos se manifestaron en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE) para exigirle a su titular, Javier Pérez Durón, ejercer acción penal en contra de los funcionarios de la Fiscalía Regional Oriente, tras la omisión y retraso en la entrega e identificación de los cadáveres que se encontraban en el Servicio Médico Forense de esa dependencia.

Fue alrededor del mediodía de ayer, cuando un grupo de 30 personas con pancartas y consignas exigió justicia; Georgina Hernández Maldonado, hermana del ex policía municipal Jesús Hernández, desaparecido en marzo del 2014, denunció que su consanguíneo permaneció tres años en el Semefo, así como también Dalila y Neyda, quienes estuvieron por un lapso de un año y medio en esa área de dicha dependencia.

Detalló que en la reunión con el Fiscal General le solicitarán a Pérez Durón realice una investigación contra los funcionarios de la Fiscalía Regional Oriente, responsables por omisión y el retraso en la identificación y entrega de los cadáveres de las personas desaparecidas.

“Por el momento solamente hay una investigación administrativa y lo que pedimos es justicia, que no vuelva a pasar lo mismo como con nosotros, por ello pedimos una investigación penal”, declaró Hernández Maldonado.

Por su parte, Piedad Campos Téllez indicó que su hija de nombre Dalila permaneció un año y medio sin haber sido identificada, por ello, demandó la aplicación de una sanción penal en contra de los funcionarios de la fiscalía.

“Las autoridades nunca me dijeron nada de que ellos tenían el cadáver de mi hija, nunca me dijo nada el Ministerio Público, porque yo siempre estaba checando que me dieran informes sobre mi hija, pero nunca pasó eso; lo que pido es que este caso no vuelva a pasar, es mucho el dolor que pasamos como madres; la angustia, desesperación de no saber nada de nuestras familiares desaparecidas (…) No es justo que nos hagan esto, no somos una familia, somos varias que estamos reclamando que las autoridades se pongan a trabajar”, dijo.

En tanto, Lucía Salas, mamá Neyda, desaparecida en febrero 2016, exigió la destitución de todos los servidores públicos de la Fiscalía Regional Oriente, por no realizar su trabajo en la identificación e investigación de los cadáveres que llegan al SEMEFO.

“Exigimos a que los pongan a trabajar y pido la destitución de todos los servidores públicos, dicen que trabajan y no lo hacen, buscan y no es verdad, eso espero que trabaje el Fiscal General para que haga justicia” (sic), indicó.

Sin embargo, minutos después el Fiscal Morelense, Javier Pérez Durón atendió a los familiares de Neyda y Dalila, así como de Jesús, cuyos cuerpos fueron localizados en el Servicio Médico Forense de la región oriente de la entidad.

Explicó que, a su llegada a la fiscalía, estableció la necesidad de contar con una adecuada administración de cuerpos contenidos en el Servicio Médico Forense, es así que instruyó a no enviar ningún cuerpo resguardado en la dependencia, hasta en tanto no se cuente con las carpetas de investigación integradas, así como la toma de muestras genéticas correspondientes para cada cuerpo.

 Ante las dudas de la identificación de las jóvenes después de casi año y medio, Pérez Durón ofreció a familiares la toma adicional de muestras genéticas a familiares para la confronta correspondiente para la confirmación.

De igual forma, destacó que a través de la Fiscalía se está realizando el acompañamiento institucional, para que familiares reciban apoyo legal y asesoría ante instancias como la Comisión Estatal de Víctimas, el Registro Civil y el DIF estatal.



2017 El regional del sur. Derechos reservados. Aviso legal | Marcas registradas | Privacidad


Volver Arriba