El Regional

Opinión

Eolo Pacheco |
2017-05-19

Los diputados preparan las reglas que aplicarán en las elecciones del 2018. Todos saben la que viene será una contienda muy complicada y competida, por ello han llegado a un acuerdo: piso parejo. La única que no está de acuerdo con ello es la presidenta del órgano estatal electoral.

 

En el congreso del estado se ultiman detalles sobre las leyes secundarias a la reforma electoral que aplicará en el proceso del 2018. Al respecto hay dos propuestas: 1- La que impulsan los legisladores, que busca democratizar al Instituto de Procedimientos Electorales y Participación Ciudadana y 2- La que impulsa Isabel León, que pretende concentrar facultades en la presidenta y otorgarle manga ancha en el manejo de los recursos y la definición de la estructura que operará las próximas elecciones. La primera, sin duda, es la iniciativa más coherente.

Los trabajos para sacar adelante la reforma electoral y las leyes secundarias han corrido a cargo de especialistas en la materia y del diputado Enrique Laffite; este último, por alguna extraña razón, modifica unilateralmente las propuestas originales realizadas por los expertos, cambia los dictámenes y presenta iniciativas distintas a las acordadas con los diputados. No es la primera vez que el legislador actúa de esa manera; lo hizo anteriormente en el tema de la fiscalía anti corrupción.

Pero regresemos a las leyes electorales.

La idea que planteó el PRD de reducir el número de diputados que integran el congreso de Morelos es, sin duda, plausible. Bajar de 30 a 20 las curules y hacer lo mismo en los cabildos responde a una petición añeja de muchos ciudadanos que consideramos excesivo el número de legisladores y muy pobre el trabajo que realizan. No sólo en materia política, también por cuestiones económicas, la iniciativa es correcta y debiera replicarse en otros estados y el propio Congreso de la Unión. Puedo no estar de acuerdo con el PRD o con sus políticas, pero esta iniciativa en particular me parece correcta.

El segundo paso de la reforma está en las leyes secundarias. Ahí el esfuerzo es para democratizar al órgano electoral y corregir las fallas que arrastran desde su origen. Recordemos que el IMPEPAC sustituyó al IEE, como efecto de una reforma nacional que, se suponía, daría más autonomía a los organismos electorales del país, al tiempo que reduciría el costo de las elecciones. Ninguna de las dos cosas ocurrió.

En su primera elección (la del 2015), el IMPEPAC mostró que está muy lejos de lo que fue el IEE; por resultados, actuación y costos, el nuevo instituto electoral quedó a deber a la ciudadanía y dilapidó la confianza que con mucho esfuerzo y luego de varios años logró el Instituto Estatal Electoral. Habrá que puntualizarlo: los problemas del IMPEPAC en las elecciones del 2015 fueron resultado directo de dos circunstancias: la ambigüedad de las normas electorales y la pésima conducción (y parcialidad política) de la consejera presidenta.

Lo que pretenden los legisladores con las nuevas leyes es evitar que vuelva a ocurrir lo mismo que en el 2015. La apuesta del congreso es a la democratización del organismo electoral, concediendo a todos los consejeros, no sólo a la presidenta, una participación mayor y más efectiva en la toma de decisiones y operación del proceso. No se trata de un retroceso democrático ni tampoco de una intromisión de los partidos en el instituto, por el contrario, es la corrección de los errores cometidos, para que no vuelvan a suceder.

Quien no está contenta con esta situación es Isabel León. La fundadora de Morena en Morelos sabe que le están restando facultades, que le amarran las manos en materia económica y le restringen la posibilidad de operar políticamente dentro del instituto. La propuesta que a nombre del IMPEPAC llevó León Trueba al parlamento (¿la conocen los demás consejeros) concentra las facultades en ella, le da libertad en el manejo económico y sobre todo, le permite una absoluta discrecionalidad en la definición de la estructura que conducirá las próximas elecciones.

Muchos errores ha cometido la actual legislatura: ha habido excesos, descuidos, pero en este caso, la propuesta que impulsan (que no es la misma que puso en el dictamen Enrique Laffitte) es resultado del trabajo de profesionales y especialistas en la materia. El dirigente del PRD sabe que necesitan dar pasos concretos para recuperar la confianza social, por ello promovió una reforma de fondo en materia electoral.

El código electoral es el camino que regirá a los partidos en las próximas elecciones. Tener piso parejo, es el mejor escenario para todos.

Excepto para la presidenta del IMPEPAC.

  • posdata

Tres grupos parlamentarios en el Congreso de Morelos piden que se auditen las finanzas del poder legislativo, pero exigen que la revisión se haga desde la federación, porque no confían en el órgano fiscalizador local.

Por separado, aunque en un mismo sentido, PRI (sin Paco Moreno), PAN y PES externan su desacuerdo con el manejo financiero que hay en la cámara de diputados, urgen a la Auditoría de Fiscalización de la Federación que revisen lo que pasa en el congreso morelense porque “no hay congruencia entre lo que se recibe y lo que se aplica”. Todos advierten que hubo mal manejo de recursos.

Los panistas piden de manera concreta que: a) Se lleve a cabo un ejercicio de legalidad y transparencia del manejo de los recursos al interior del Congreso, tal y cómo se solicitado a diversos municipios del estado. b) La intención es dar certeza a los morelenses y disipar cualquier duda sobre el manejo de los recursos públicos correspondientes al trabajo legislativo, por lo que esta auditoría deberá ser realizada por un órgano que brinde credibilidad, confianza y ajena al Gobierno del Estado de Morelos. c) Se requiere una revisión exhaustiva y se solicita que una vez realizada esta auditoría y de identificarse algún error en el manejo de los recursos públicos de esta entidad, se aclare y de seguimiento oportuno. d) Se busca obtener un resultado preciso a fin de dar certeza jurídica y económica a los trabajadores del Congreso, toda vez que hoy en día se ven afectadas sus condiciones laborales. 

Para dimensionar de qué estamos hablando, lectora lector queridos, toma en cuenta lo siguiente: Cuernavaca, la capital de Morelos, recibe anualmente mil 400 millones de pesos; con ese dinero el ayuntamiento debe brindar servicios, realizar obra pública y cubrir la nómina. El congreso tiene un presupuesto de 551 millones de pesos al año, que se utilizan sólo para la operación legislativa; no hacen obra ni tampoco brindan servicios.

Ahí está el meollo de la petición que hacen tres grupos parlamentarios y que la propia presidenta del congreso, la perredista Beatriz Alatriste, ve con buenos ojos. 

Todo lo anterior se resume en una pregunta: ¿Dónde está el dinero?

  • nota

El Partido Encuentro Social anunció nuevas afiliaciones; la más llamativa y valiosa es José Luis Borbolla, joven empresario y ex candidato del PRI a la sindicatura de Cuernavaca en el 2015.

La renuncia del "Choche” Borbolla al PRI tomó a todos por sorpresa; nadie vio venir esa decisión, ni esperó que una figura fresca del Revolucionario Institucional se fuera de esa manera.

Aunque la salida de Borbolla fue repentina, no sorprende que poco a poco el PRI se vaya quedando sin cuadros. El tricolor vive uno de sus peores momentos, luce desarticulado, olvidado de la federación, alejado de la sociedad y sin dirigencia.

José Luis Borbolla es un hombre valioso, proviene de una familia trabajadora y se ha ganado el respeto de propios y extraños por su inteligencia y seriedad.

El PRI pierde un cuadro valioso y el PES obtiene un garbanzo de a libra.

Abrazo a Choche. Por su capacidad profesional y solvencia moral, le irá bien en donde sea.

  • post it

El miércoles por la mañana el gobernador de Morelos acudió a una reunión de gobernadores presidida por Enrique Peña Nieto; el tema principal de la agenda fueron las agresiones a periodistas.

De manera conjunta los ejecutivos reiteraron su respeto a la libertad de expresión, ofrecieron garantías a quienes ejercen la comunicación y prometieron castigo a quienes han asesinado a periodistas.

Pero mientras eso sucedía en la Ciudad de México, aquí en Morelos el coordinador de asesores del gobernador insultaba y amenazaba a reporteros y reporteras de distintos medios. Así lo ha hecho durante cuatro años.

Esto es lo que publicó Proceso a propósito de las ofensas del funcionario: “Asesor de Graco amenaza a periodistas en redes sociales”

Mientras el gobernador Graco Ramírez acudía a la reunión con el presidente Enrique Peña Nieto para hablar de las medidas que se implementarán para proteger a periodistas luego del asesinato de Javier Valdez en Culiacán, Sinaloa, el pasado lunes 15, el principal asesor del mandatario estatal, Gustavo Martínez González, amenazó a un reportero y fustigó a otros a través de las redes sociales…

El funcionario llamó “asno” a Leticia Villaseñor, del portal local SinLínea.com, y luego amenazó a Jesús Castillo García, corresponsal del diario El Financiero: “Te haces el michoacano, pero me han bastado dos entrevistas, papel y pluma, y ya tengo suficiente para bajarte los humos de inmaculado apóstol de la verdad. No me tengas miedo a mí, sino a tus lectores”, escribió en la red social Facebook…

Esta mañana, Martínez González volvió a la carga contra esos dos reporteros. Castillo García respondió a los insultos con la publicación de una imagen y dijo a sus seguidores: “Este sujeto es coordinador de asesores de @gracoramirez y se encarga de intimidar a los usuarios en redes”. De inmediato, Martínez González respondió: “Sujeta, tu madre, al vínculo conyugal. Curioso, reportero se intimida con verbos Reportear e indagar. No banalices la violencia con tus cuitas”.

Luego escribió: “Cuéntanos, a todos, incluido @SATMX, cómo es que sostienes una revista de circulación interestatal con “registro en trámite” hace 10 años!?”. Ello porque Castillo García también es director de la revista local especializada en temas jurídicos, Abogados.

A Héctor Raúl González, reportero colaborador de Aristegui Noticias y La Silla Rota, Martínez lo acusó de cobrar por sus notas. “Lo haces porque te paga el caballo de Troya o nada más te da línea”, subrayó. El periodista respondió con un saludo. Y aquél atizó: “Ah, lo tomaré como que nada más te da línea”.

Frente a esta situación, Pedro Tonantzin, corresponsal de Excélsior y director del portal Surdigital, conminó al funcionario a dejar de amenazar y hostigar a los reporteros. La respuesta fue igual de virulenta…

Por su parte, Maciel Calvo, reportera de La Unión de Morelos, exigió a Ramírez que cese de inmediato a Gustavo Martínez por el hostigamiento a reporteros, y soltó: “El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, miente una vez más. Su gobierno hostiga, amedrenta y silencia a los periodistas.

“El Mecanismo de Protección a Periodistas no funciona y actualmente no cuenta con la participación de los reporteros. Un ejemplo claro es el ataque sistemático del coordinador de asesores, Gustavo Martínez, a periodistas a través de las redes sociales. Desde los altos niveles de gobierno de Morelos se promueve, incita, protege y encubre las agresiones a periodistas. Exijo a Graco Ramírez el cese de Gustavo Martínez y la aplicación de sanciones por hostigar y agredir a mis compañeros. #AltoViolenciaVsPeriodistasMorelos Queremos acciones, porque un video y la labia del gobernador amarillo no detiene balas”, escribió.

El hostigamiento y las amenazas de Martínez han ocurrido a lo largo de los últimos tres años de gobierno del perredista. Y a pesar de que cuenta con al menos dos averiguaciones en la Procuraduría General de la República (PGR), continúa con su práctica de insultos, hostigamientos, retos, bravuconadas y amenazas…

Esta tarde, Martínez González cerró su actividad en las redes sociales con el comentario sarcástico: “Para mi siguiente truco voy a necesitar una mata de chayote y un par de periodistas”.

El nuevo exabrupto del jefe de asesores de Graco Ramírez ocurre en el peor momento de su sexenio, justo cuando a nivel nacional e internacional se habla de las agresiones a la libertad de expresión. Situaciones como estas, con personajes como Martínez González, caracterizaron al gobierno de Javier Duarte.

Al ver ese tipo de asesores, se entiende porque el gobierno de Graco está como está.

  • redes sociales

Ojo: las amenazas y agresiones contra periodistas en Morelos no pueden tomarse como el mal chiste de un funcionario adicto. Así comenzaron las cosas en Veracruz y hoy es un cementerio de comunicadores.

  • es viernes

Hoy toca.  

Comentarios para una columna sonriente: eolopacheco@elregional.com.mx

Twitter: @eolopacheco www.facebook.com/Eolopachecomx



2017 El regional del sur. Derechos reservados. Aviso legal | Marcas registradas | Privacidad


Volver Arriba