El Regional

Opinión

| J. Enrique Álvarez Alcántara
2018-09-15

Queridos lectores que me siguen. Habiendo tantos temas por abordar en esta ocasión (por ejemplo el primer aniversario de los últimos terremotos vividos en nuestro país y entidad, los cambios de gobierno y sus vicisitudes en México y Morelos, las fosas clandestinas que siguen encontrándose en nuestro territorio nacional, las agresiones porriles en la Universidad Nacional Autónoma de México —UNAM—, etc.); no puedo eludir aproximarme a la CRISIS FINANCIERA, ESTRUCTURAL, SISTÉMICA Y COMPLEJA que poco más de una docena de Instituciones de Educación Superior Públicas y Autónomas de algunos estados de nuestro país enfrentan y que coloca en un estado de extinción a las mismas.

Pese a que tal estado de cosas es transparente para algunos a partir de hace un tercio de años, debo precisar que debido a la flaqueza ideológica y práctica de nuestra memoria personal y colectiva no se ha podido asumir claramente que la misma es de cuño más lejano; asimismo, en virtud de lo limitado de los recursos analíticos que usualmente nos sirven de herramientas para interpretar estos sucesos, solemos quedarnos en la superficie y en lo fenomenológicamente obvio, sin poder ir más allá de lo evidente o de lo aparente.

De este modo, atrapados en una falsa dicotomía entre lo interno y lo externo como factores comprensivos y explicativos, hemos optado por asumir que la causalidad de tal estado de cosas obedece o a factores internos —errores o fallas en la administración de los recursos de los cuales disponen las IESP, corrupción interna por parte de las Administraciones Universitarias, incapacidad administrativa y política para conducir las mimas, etc—, o a factores externos —carencia de Políticas Públicas comprometidas con las IESP, políticas deliberadas de gobierno para ahogar y privatizar a éstas, trato financiero y desigual a las IESP, entre otros—, empero no parece que se trate de analizar la relación dialéctica, dinámica y compleja entrambos.

Bajo esta premisa, para el análisis conviene que nos interrogarnos:

¿Podemos admitir como modelo explicativo de tales crisis financieras la asunción de que únicamente los factores internos explotan esta situación?

¿Aún más, podemos sostener la idea de que los factores internos explican que el Estado y gobiernos condicionen la entrega de recursos a éstas?

Es a todas luces insuficiente tal díada de elementos de juicio para demostrar esta fenomenología debido a que si revisamos la historia de, por lo menos, el último cuarto de siglo —desde 1990 para acá— podremos reconocer el hecho de que más allá de los factores internos que pudiesen hallarse en —al menos las diez universidades que hoy se encuentran al borde de un precipicio—, los factores externos anteceden de manera fehaciente a los factores internos; es decir, que los factores que han hundido a nuestras universidades se manifiestan con harta nitidez y de manera progresivamente determinantes, desde la última década del siglo XX.

Está por demás repetir aquí los elementos que muestran la validez de este argumento porque han sido amplia y profusamente explicitados por los Rectores de las diez universidades con alto riesgo de quiebra financiera, así como por las comunidades universitarias que a través de masivas manifestaciones públicas han expuesto los mismos argumentos a la hora de demandar un “rescate financiero urgente”.

En el caso particular de nuestra Universidad Autónoma del Estado de Morelos es claro y evidente, como se ha manifestado a lo largo del periodo 2012-2018.

Pero más todavía, el gobierno presidido por el perredista Graco Ramírez, como es ampliamente reconocido, a lo largo de su periodo gubernamental, se encargó deliberadamente de ahogar y hundir a la UAEM, con el deleznable propósito de acallar al Rector Alejandro Vera.

Clara y nítidamente se puede reconocer que fueron factores externos a la propia UAEM los que le han llevado a este estado de cosas.

Resumiendo. Este periodo podrí ser denominado “Todo contra la Universidad, nada para ella”.



2017 El regional del sur. Derechos reservados. Aviso legal | Marcas registradas | Privacidad


Volver Arriba