El Regional

Opinión

Gerardo Suarez |
2018-09-13

En el marco del día del maestro en el Word Trade Center, ante autoridades universitarias, la dirigente del SNTE, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos, y los festejados, el gobernador multimillonario, Graco Luis Ramírez Garrido Abreu, se ofreció para dar clases en la máxima casa de estudios de Morelos. Sin embargo, directivos y estudiantes desde ahora han mostrado su rechazo a cualquier posibilidad de que sea el tabasqueño quien les de clases en la UAEM.

 

SE OFRECE GRACO.- Considerado como el peor gobernador de Morelos y uno de los más corruptos del país, el progresista Graco Luis, quien será uno de los perseguidos del próximo sexenio ya que tendrá ni más ni menos a quien pretendió meter bajo cualquier circunstancia como el fiscal Anticorrupción en el gobierno de Cuauhtémoc Blanco Bravo en la figura de Gerardo Becerra Chávez de Ita. El ex vocero de la coordinadora Morelense de Movimientos Ciudadanos, fue precisamente quien presentó ante la Procuraduría General de la República, diversas denuncias por corrupción contra el todavía mandatario perredista por el crédito de 2 mil 806 millones de pesos. Otra denuncia penal fue por la adquisición y compra irregular de los terrenos que hoy le han dado vida a la nueva sede legislativa del Congreso Local. Así como a las obras como el Museo Juan Soriano, entre muchas otras.

Pero el daño real que le ha provocado Graco Ramírez a la UAEM ha sido real. Él en gran parte fue uno de los que provocó al división entre la comunidad universitaria con su pleito cuasi personal contra Alejandro Vera Jiménez, ex rector y posible integrante del equipo de Cuauhtémoc Blanco.

En virtud de lo anterior, la amenaza que hizo el día 18 de mayo ante los académicos universitarios, en el sentido de al concluir su gobierno se integraría a la planta académica de la máxima casa de estudios de Morelos y más cuando hoy en día, la UAEM se encuentra en un posible colapso financiero por la falta de los recursos económicos y las dudas de que no entregó durante su sexenio el dinero al 100% que le correspondía y que ayer les obligó a volver a salir a las calles para demandar el rescate financiero.

Sin embargo, antes de hacer la amenaza de dar clases hizo una promesa que otra vez, por enésima ocasión volvió a incumplir. “Bajo palabra de honor, ante todos ustedes, les aseguro que antes de yo irme, y lo hará público el señor rector en su momento, mi compromiso es dejar la sustentabilidad financiera de la UAEM, para que de aquí a diciembre de este año, ningún trabajador universitario se quede sin su sustento”.

Esa situación fue una falacia porque Graco ya no da la cara. Le quedan 18 días para dejar el cargo y por lo tanto, incumplirá su palabra de entregar los recursos para darle viabilidad a la máxima casa de estudios y generar las condiciones para el rescate financiero.

 

 

 

RECHAZAN PRESENCIA DE GRACO EN LA UAEM.- Derivado de la declaración sin sentido que hizo para que se convierta en catedrático de la máxima casa de estudios de Morelos, el que levantó la mano y anunció que no tiene las puertas abiertas, al menos en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, fue el doctor Rubén Toledo Orihuela, pero además, hay alumnos que pretenden ser abogados y se han pronunciado en el mismo tenor de no darle ninguna facilidad. De llegar a imponérselo, los estudiantes se saldrán de cualquier materia que les toque con quien hoy todavía es gobernador.

La presencia de Graco no sería grata en la Universidad.

El daño que ha ocasionado en su sexenio en materia de seguridad es grave, luego de que prometió que en 18 meses acabaría con la delincuencia y ésta creció exponencialmente. De mil 500 millones de pesos que le heredó Marco Adame Castillo, al salir, Ramírez Garrido le dejará a Cuauhtémoc Blanco una deuda superior a los 12 mil millones de pesos. Pero además, la pobreza creció desmesuradamente y a decir del director del Patronato, José Luis Rodríguez Martínez, hoy el 60 por ciento de la población en la entidad está en condiciones de pobreza. De los problemas sociales en los que la sociedad se ha levantado en armas por la falta de presencia y respuesta policíaca como sucedió en Tetela del Volcán, pero además, la constitución de los grupos de autodefensas que siguen siendo negados por la autoridad. Entre muchos otros problemas que a decir de los expertos en la materia, aseguran que Morelos tuvo un retroceso de al menos 15 años.

Por esto y más, es que Rubén Toledo Orihuela, director de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), descartó cualquier posibilidad para que Graco Ramírez Garrido Abreu, imparta cátedra en la máxima casa de estudios, además de que descartó por parte de esta unidad académica, invitación alguna. Empero recalcó que su presencia no sería grata para la comunidad universitaria.

Con esta acción, el directivo universitario descartó cualquier intención de invitar al aún gobernador dadas las condiciones generales del estado, entre ellas la situación que financieramente provocó al interior de la universidad pública de Morelos y una vez que concluya su mandato constitucional.

Pero además, de darse, primero tendría que cumplir y cubrir ciertos requisitos como es la formación profesional, ya que no basta con ser exgobernador para impartir cátedra en la UAEM, y dio el ejemplo de Jorge Arturo García Rubí, quien se formó y desarrolló profesionalmente en el alma máter de Morelos donde además, ha impartido clases durante muchos años pero son casos distintos que no pueden compararse de ninguna manera.

Email: gerardonoticias01@gmail.com

Twitter: @gerardosuarez73



2017 El regional del sur. Derechos reservados. Aviso legal | Marcas registradas | Privacidad


Volver Arriba