El Regional

Local

Erick A. Juarez |
2018-08-18

-La Fiscalía General del Estado tomarámuestras que disipen las dudas de las causas de su fallecimiento: Hernández

-Resultados permitirán tener más claroel número de funcionarios responsables para que se les finquenresponsabilidades

Luego de una orden judicial, esteviernes, personal de Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado(FGE) exhumó los cadáveres de los gemelos que fallecieron en el Hospital “G.Parres” de Cuernavaca, a finales del mes de junio a causa de una bacteria quecontrajeron en la Unidad de Cuidados Especiales Neonatales (UCEN) de dichonosocomio.

Fue alrededor de las 10:00 de lamañana de ayer, cuando Patricia Aguirre Paloma y su esposo Carlos llegaron alpanteón ejidal "San Isidro" de la colonia Lázaro Cárdenas delmunicipio de Temixco, donde hace un mes dieron cristiana sepultura a susgemelitos Haitana y Carlitos, quienes murieron junto con siete bebés más aconsecuencia de la negligencia del personal médico de este nosocomio.

Sin embargo, en la llegada delpersonal de la Fiscalía General visualizaron que habían detectado que en lafosa había tierra removida, debido a que días anteriores el personal deadministración del panteón a cargo de Guillermina Gaspar Palma, había removidola tierra, misma que cobraba 17 mil pesos a los familiares para sacar loscuerpos, por lo que los trabajos de exhumación por parte de la FGE se demoraronpor un lapso de dos horas y media.

En entrevista, el abogado de lasvíctimas, Francisco Javier Hernández Salcedo, indicó que la exhumación de loscadáveres de los gemelos tiene como fin la toma de muestras que disipen lasdudas de las causas que propiciaron la muerte de ambos recién nacidos durantesu internamiento en el nosocomio, cuyos resultados podrían estar listos a mástardar en mes y medio.

Hernández Salcedo aseveró que losresultados permitirán tener más claro el número de servidores públicos a losque se les tendrán que fincar responsabilidades por el delito de homicidio culposo,entre ellos la titular de la Secretaria de Salud, Patricia Mora González; eldirector del Hospital General, así como los responsables de la UCEN y del áreade pediatría.

"Podríamos hablar que hubonegligencia en los cuidados que se tuvieron que haber llevado a cabo en la UCENen los testimonios se recaba que precisamente no se cumplieron con losprotocolos de limpieza, uso de guantes, uso de cubre bocas, gorro, etc. Deentrada yo creo que tendrían que empezar por ellos (…) No había nadie quesupervisara quiénes ingresaban y la forma en la que lo hacían; en lostestimonios se recaba que incluso se vendía comida afuera del UCEN, queingresaban alimentos y usaban el celular y eso nos puede explicar por qué unabacteria se pasa de una incubadora a otra".

Hernández Salcedo aseveró que será lapróxima semana cuando solicite a un juez de control y juicios orales una ordenpara que se exhumen los otros dos cadáveres de los recién nacidos, debido a queactualmente representa a cinco de las nueve familias que perdieron a sus bebés,uno más fue incinerado pero exigirán los expedientes clínicos.

Finalmente,  refirió que hasta elmomento se les han tomado muestras a cinco bebés.

 



2017 El regional del sur. Derechos reservados. Aviso legal | Marcas registradas | Privacidad


Volver Arriba