El Regional

Opinión

| Sergio Dorado
2018-08-16

Dice “Paquito” Moreno Merino, el diputado más chiquito de la LIII Legislatura de Morelos, que las amenazas legales no le quitan el sueño. Que duerme como angelito desvirgado a pesar de que el diputado Javier Estrada González lo acusa de haber robado 150 millones de pesos del Congreso. Apacibilidad que por cierto el pueblo de Morelos aplaude al chaparrito como naturaleza admirable y destacada, pues se necesita una tonelada de cinismo y cuatro blanquillos de temeridad para relajar así el músculo en tan apremiante situación.

Mientras la diputada Hortencia Figueroa sigue encolerizada contra los empresarios y arremete contra los medios de comunicación como si éstos tuvieran la culpa de su cleptomanía, “Paquito” entrecierra los ojitos como si faltara mucho para el amanecer. Incluso los mal pensados afirman que casi no despierta durante la noche porque se la pasa soñando en las 10 mil vírgenes tlahuicas que se hincan sin chistar ante sus órdenes y se transforman en becerritas de terciopelo tricolor mientras él, con los dos  ojitos en blanco y la respiración muy contenida, se transfigura a su vez en el Pequeño Saltamontes. Esas son las ventajas de la misoginia, pues. Pero bueno, ya ve usted también cómo es la raza de mi General Zapata.

 

-------------------------------------------------------------------------------------------------

 

            Cuentan las buenas lenguas morelenses que Rodrigo Gayosso le dijo a un supuesto allegado que a él nada le preocupan las amenazas por robo de alto impacto, pues él nunca firmó papel comprometedor alguno mientras gobernaba al Congreso, al Universo y a Morelos, con la anuencia de la mamá, desde luego. Y bueno, como bien sabe usted, a confesión de partes, relevo de pruebas, reza el refrán jurídico, y Gayosso con ello confiesa alevosía para robar “sin dejar huella”. Y no sólo eso, sino una total despreocupación por lo que pudiera pasar a sus “allegados” que firmaron con diligencia su sentencia. No sé si Rodrigo sabe lo que significa axiología, pero si no lo sabe, no importa, sólo que a lo mejor todavía no se quita los anteojos de la Nueva Visión y eso afecta la vista y la perspectiva política.

 

-------------------------------------------------------------------------------------------------

 

            Los empresarios tienen razón en la controversia que se ha armado entre la diputada Hortencia y ellos mismos. Los diputados robaron hasta lo indecible y con ello vendieron su espíritu a lo que su servidor de guasa llama “El Chamuco de Tabasco”. Los empresarios son parte activa de la sociedad y su posición ciudadana sólo puede interpretarse como un sector más que grita: ¡Ya basta!, aunque sin la estridencia de mis signos de admiración, desde luego. Ellos lo hacen con inteligencia.

            Hortencia mientras tanto se siente acorralada porque ninguno de sus “cuates” abre la boca para apoyarla. Y nadie lo hará, asegúrole a usted, pues hacerlo sería ensanchar la confesión de partes. De la banda, Julio Espín Navarrete es el más cauto, pues toda la religión del PRI la trae en las venas. No abre la boca más que lo necesario y a lo mejor ya hasta esté pensando en cómo hacerse morena sin que nadie lo note. Pero, con todo y cambio de piel, y aunque tome mucho sol de vacaciones en Acapulco como tratamiento adicional, va a ser difícil que se esconda, ¿no cree usted?

 

-------------------------------------------------------------------------------------------------

 

            El Paso Exprés Tlahuica es un fraude descomunal. Ahora hay otras partes del encarpetado que muestran hundimiento y eso pone en riesgo la vida de los morelenses. Todavía no se nos borra de la mente la terrible muerte de Juan Mena López, padre, y Juan Mena Romero, hijo, quienes fallecieron en el “Socavón de Morelos” hundiéndose poco a poco en la tierra. Al hijo todavía le dio tiempo de hacer una llamada a su novia para pedir auxilio. Más de nueve horas le tomó al gobierno del estado sacar los dos cadáveres del escombro.

            ¿Cuánto habrán robado ahí si el Socavón fue presupuestado en mil millones que finalmente subió a 2 mil?

 

-------------------------------------------------------------------------------------------------

 

            Habría que ver si los empresarios quisieran invertir una lana para pasar las fotos de los diputados que viajan en las “rutas” de Morelos a unos millares de espectaculares, a modo de colocar uno por colonia. Así, aunque los ruteros tampoco me caen bien, evitarían el “corralón” de Graco Ramírez.



2017 El regional del sur. Derechos reservados. Aviso legal | Marcas registradas | Privacidad


Volver Arriba