El Regional

Opinión

| Carlos Morales Cuevas
2018-08-11

Las cenizas del sol me bañan la mirada.

El reloj palpita incesante en mi pecho.

La ventana me mira con desgana,

espera sentir mis pasos penetrándola.

El viento lleva secretos de una flor a otra,

¡vaya sí sabrán las rosas de augurios y de espantos!

La lluvia afuera aguarda por mi sombra.

Mis pies cogen un poco del valor que está sobre la mesa

(hay tanto olvido sobre ese añejo cristal);

sus vasos comunicantes excitan mis piernas;

he caminado, no se piense que no,

sólo que lo he hecho a cobarde paso cauteloso,

ah, pero ahora sin modorra ya en las botas,

ha llegado el minuto de cruzar el umbral,

de beber gotitas de alegría en otoño,

de remachar la pureza y la belleza a una cruz,

y andar con las cenizas del sol bañándome la espalda.



2017 El regional del sur. Derechos reservados. Aviso legal | Marcas registradas | Privacidad


Volver Arriba