El Regional

Local

Guadalupe Flores |
2018-07-13

-Así lo mencionó a un año del accidente del socavón en el Paso Exprés

Emiliano Zapata, Mor.- “El dinero no supera nada, mi esposo y mi hijo me faltan, fueron las mejores personas; prefiero ya no hablar del tema por razones de salud”, expresó Soledad Romero López, esposa de Juan Mena López y madre de Juan Mena Romero.

A un año de la muerte de su esposo e hijo, que cayeron al socavón que se registró en el kilómetro 93 + 600 del Paso Exprés en Cuernavaca  cuando circulaban en su automóvil  para trasladarse a su trabajo la madrugada del 12 de julio del año pasado, dijo: “los recuerdo y los seguiré recordando”.

En la puerta de su casa en la colonia El Capiri del municipio de Emiliano Zapata, donde hay flores y sillas, además de algunas veladoras sobre una ofrenda con la foto de su esposo e hijo narró: “no sé sí pueda rehacer mi vida, tal vez sí o tal vez no; a veces pienso que no será lo mismo pero confío en Dios, pero quizás ya no sea lo mismo”.

En el pasado mes julio del 2017, era de madrugada, el papá (Juan Mena López) iba en el volante y el hijo (Juan Mena Romero) iba de copiloto, transitaban en su automóvil sobre el Paso Exprés a la altura de la colonia Chipitlán, cuando cayeron a un hoyo que se abrió en la carpeta asfáltica. Lamentablemente Juan Mena no volvió a checar tarjeta en la empresa Parsons de CIVAC ubicada en el municipio de Jiutepec.

El mismo destino final, tuvo su hijo de 33 años quien dejó en la orfandad a dos infantes, Michel Naomi de siete años y Juan David en edad maternal.

A la señora “Sol, como conocen sus vecinos, la vida le cambió desde el trágico 12 de julio, sin embargo, aseguró que desde ese día hasta la fecha no ha dejado de recibir “mucho afecto y muestras de cariño de familia y amigos”.

 

 



2017 El regional del sur. Derechos reservados. Aviso legal | Marcas registradas | Privacidad


Volver Arriba