El Regional

Justicia

| Pancho Rendón
2018-07-13

Un “estira y afloja” con el

titular de Protección Civil

 

Parece un juego la Dirección de Protección Civil de Cuernavaca, este martes Franki Mondragón -que por segunda ocasión fue nombrado al frente de la dependencia en cuestión- tal parece que pasó de noche y desapercibido, porque al parecer llegó cansado y sin ilusiones, al grado que no llevó a cabo ningún operativo de seguridad ni de prevención de accidentes.

Hasta dio la impresión que lo hizo de mala gana, más a fuerza que de ganas, pero eso sí, estaba listo para estirar la mano para cobrar puntualmente sus quincenas y, ante su gris desempeño, terminaron por darle calle y desde la tarde de este martes fue relevado del cargo siendo suplido por el anterior titular el comandante Enrique Clement Gallardo, a quien algunos le llaman "el cazador de los huachicoleros", a quien de la noche a la mañana le dieron calle para meter a Mondragón, a quien el ayuntamiento tuvo que reinstalar, supuestamente porque había denunciado despido injustificado pero sólo cobró lo de unos cuantos meses para que se diera por bien servido y dejara dicha dirección.

En un mes que estuvo Mondragón, PC quedó prácticamente paralizado, se acabaron los recorridos de verificación para detectar tomas clandestinas de hidrocarburos en la zona norte, en Chamilpa, Universo, Cerritos de García y límites con Huitzilac, no hubo operativos en el mercado ALM, en donde se han reportado varios incendios por negligencia, tampoco presencia en zonas peligrosas a donde se reportan deslaves en temporada de lluvia.

Nadie da razón si el funcionario estaba metido en su oficina o atendía desde su casa o de algún otro lado, o tuviera otras actividades que lo distrajeron de lo que sabía hacer, pero no lo hizo.

En tanto que, en tres primeros meses del 2018 Enrique Clement Gallardo encabezó los operativos y recorridos en la llamada zona huachicol y en Ocotepec y sus alrededores detectaron 22 tomas y de nueva cuenta a sus actividades que sabe hacer y le gusta su trabajo, aclamado por su personal que ya estaba harto de estarse “mosqueando”, sentados en la oficina sin hacer nada.

 

Cárcel para responsables

de la muerte de bebés

Los mensajes de: “No pasa nada”, “Todo está bien”, “Es un Hospital de Primer Nivel”, “Los bebés se murieron porque estaban enfermos o prematuros”, “Dependencias nacionales e internacionales certifican la calidad del Hospital” y todo lo bonito que el Sector Salud en Morelos quiera decir, por un lado entra y por el otro sale, porque tarde o temprano, habrá detenciones, ya que el caso llegará a la Comisión de Arbitraje Médico.

De nada les valdrá justificarse bajo el argumento que los bebés estaban moribundos por causas naturales, porque nunca antes habían muerto 10 criaturas en tan corto tiempo y, esta mortandad prendió los focos rojos de alerta entre los padres de los fallecidos, quienes no dudaron en levantar la voz y lograr que “alguien los escuchara”.

Las voces de empleados sindicalistas, de base y de confianza del Hospital “José G. Parres” tenían muchos meses de haber pegado el “grito al cielo” ante las  carencias de materiales para curación, jeringas, gasas, algodón, isodine, desinfectantes, alcohol y la falta de higiene, ya que la empresa particular contratada para el aseo, no enviaba personal calificado para trabajar en esta institución de mucho riesgo, donde la salud de médicos, enfermeras, personal y pacientes, puede verse dañada ante una negligencia.

Así mismo, ante la falta de personal y enfermeras, el Hospital permitía el acceso de aprendices de diversas escuelas oficiales y particulares para que “hicieran sus prácticas” y muchos de esos jovencitos andaban con el celular en las manos, todo contaminado de virus y bacterias, así mismo, existe una norma oficial en donde se advierte que, la bata del médico, solo debe usarse al interior del Hospital y no en la calle, para evitar se le pegue toda clase de bichos peligrosos que pongan en riesgo la salud.

Pues bien, el daño está hecho, el Sector Salud “reconoce solo 4 decesos por bacteria”, pero lo que no dice, es que, aun cuando haya sido uno solo el bebé muerto por bacteria, la Comisión de Arbitraje Médico podría buscar y encontrar al responsable para llevarlo a los tribunales, porque no se puede jugar con la vida humana y mucho menos con esas criaturas recién nacidas e inocentes que fueron expuestas al mortal peligro.

“Rodarán cabezas”, según comentan los trabajadores de Salud del “Parres”, incluyendo al personal de técnicos, laboratorios y bioquímicos, hay quienes están dispuestos a declarar ante la autoridad las anomalías, carencias e insalubridad que ahí existen, aún bajo amenazas de ser despedidos o comisionados a otros lugares lejanos o turnos nocturnos como castigo.

Para concluir, trabajadores de Salud dieron a conocer que en el renglón siquiátrico, hay pacientes que tienen un año sin recibir consulta, debido a que las citas médicas eran de 3 a 4 meses de distancia y tras del Sismo del 19 S, se suspendieron, agravándose el caso porque uno de los mejores médicos, el Doctor Espinobarro, se jubiló y se reporta que está enfermo, por lo tanto, a los pacientes siquiátricos solo les están suministrando recetas o medicamentos “con lo mismo”, sin evaluación porque no han puesto a otro médico en su consultorio del turno matutino bajo el argumento que “no hay dinero para contratarlo”.

 

Movilización por conato

de incendio en mueblería

Una gran movilización de los cuerpos de emergencia se registró la noche de este miércoles en el centro de la capital del estado, ya que se había reportado a los números de emergencia, que se estaba incendiando la mueblería con razón social “Famsa”, pero al arribar los elementos del heroico cuerpo de bomberos de Cuernavaca, pudieron confirmaron que sólo se trató de un conato de incendio, sin mayores consecuencias.

Los hechos se registraron a las22:00 horas de este miércoles cuando se reportó un incendio en la sucursal de la tienda Famsa ubicada sobre Avenida Morelos esquina con Santos Degollado en el Centro de Cuernavaca.

Al arribar los elementos del heroico cuerpo de bomberos de Cuernavaca, al mando del comandante Jesús Reyes Salinas, de inmediato atendieron la emergencia, al llegar a la mueblería los guardias de seguridad reportaron que salía humo de los ductos de aire.

Inmediatamente los bomberos cortaron el suministro eléctrico para ingresar a revisar qué era lo que se quemaba porque el olor era penetrante y confirmaron que todo había sido un conato de incendio ocasionado por una falla en el sistema eléctrico, sin que pasara a mayores.

Por lo que con la movilización de los cuerpos de emergencia se evitó que las cosas pasaran a mayores y todo se quedó en un susto, aunque se continuará con las revisiones de la tienda y así evitar alguna tragedia.

 

 



2017 El regional del sur. Derechos reservados. Aviso legal | Marcas registradas | Privacidad


Volver Arriba