El Regional

Justicia

Francisco Rendon |
2018-07-12

Derivado del homicidio de una mujer de la tercera edad y de la activación de los protocolos correspondientes, elementos de la Policía de Investigación Criminal (PIC), lograron la identificación y detención de la segunda mujer que presuntamente habría privado de la vida a una mujer de la tercera edad en Cuernavaca.

Fue el pasado 24 de julio de 2017 cuando la hoy imputada Dulce Marlen “N”, de 29 años de edad, en compañía de su hermana Esperanza “N” (hoy sentenciada), ingresaron a un negocio denominado “Bazar”, ubicado en la colonia Emiliano Zapata, en el municipio de Cuernavaca.

Ambas mujeres sustraían objetos del lugar, sometiendo a Lilia Liduvina “N”, de 79 años de edad, ocasionándole heridas a la altura del cuello con un arma punzocortante que le produjo la muerte.

Durante el mes de mayo del presente año, agentes de la Policía de Investigación Criminal adscritos a la Unidad Especializada en la Investigación de Homicidios de Mujeres y Feminicidios logró la identificación y aprehensión de Esperanza “N”, de 30 años de edad, a quien un juez la condenó a 20 años de prisión y el pago de la reparación del daño por la cantidad de 150 mil pesos, así como mil días multa, por el delito de homicidio calificado.

Dando continuidad a las investigaciones correspondientes, se identificó a Dulce Marlen “N”, de 29 años de edad, originaria de Zitácuaro, Michoacán, y con domicilio en el municipio de Temixco, como la segunda mujer que presuntamente habría quitado la vida a la mujer de la tercera edad.

Elementos de la PIC cumplimentaron la orden de aprehensión en su contra y fue presentada ante el Juez de Primera Instancia de Control, Juicio Oral y Ejecución de Sanciones del Primer Distrito Judicial en Materia Penal en el Estado, ante quien se le formuló imputación, estableciendo para el próximo viernes la Audiencia de Vinculación a Proceso y como medida cautelar se le impuso la prisión preventiva.

 



2017 El regional del sur. Derechos reservados. Aviso legal | Marcas registradas | Privacidad


Volver Arriba