El Regional

Local

Erick A. Juarez |
2018-05-17

-Acusa a Carmen Cuevas de traicionar un acuerdo para ocupar la presidencia del TSJ

-Podría interponer un amparo ante la justicia federal por el “agandalle” que realizó la hoy titular

Tras la ratificación de la presidenta del Poder Judicial, Carmen Cuevas López, por un periodo de dos años, el magistrado numerario del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Andrés Hipólito Prieto, aseguró que el máximo órgano de impartición de justicia cuenta con una titular “espuria”, tras haber traicionado un acuerdo que tenían pactado entre siete magistrados, firmado el 19 de febrero del 2016.

En conferencia de prensa, el impartidor de justicia, Andrés Hipólito Prieto, reveló que en breve podría interponer un amparo ante la Justicia Federal, debido al “agandalle” que realizó Cuevas López al convocar una sesión de pleno fuera de tiempo para que fuera ratificada con 13 votos a favor para un periodo de dos años más.

En ese sentido, señaló que en febrero del 2016, al menos siete magistrados entre ellos, Carlos Iván Arenas Ángeles, Juan Emilio Elizalde, Norberto Calderón Ocampo, Manuel Díaz Carbajal, Miguel Ángel Falcón Vega y María del Carmen Verónica Cuevas López, firmaron un “acuerdo”, en donde asumieron el compromiso de que el magistrado elegido para presidir el periodo de la titularidad para el 2016-2018 no se reelegiría por otros dos años más.

“Fue traición de falta de dignidad por parte de la presidenta Carmen Cuevas; aquí no solamente nos deshonra la palabra, su firma, su compromiso político, porque aquí en los consensos que teníamos siempre velaríamos por los compromisos de la institución, no de la persona, y llegamos a acuerdos y conclusiones muy claras de que la alternancia era la mejor opción, siempre y cuando haya un proyecto de trabajo y no de caprichos al desaparecer el Consejo de la Judicatura, desapareciendo los juzgados familiares; ha tratado de reprimir la asociación de los jueces, nos ha traicionado (…) Tenemos una presidenta espuria no legítima, igual es legal porque permite la reelección, si ella pregona que es temerosa de Dios, la traición es permitida en su religión que profesa, traicionó a una institución y a los compañeros”.

Hipólito Prieto aseguró que Cuevas López se ha conducido con falta de “ética y moral”; al no cumplir con el acuerdo que tenían firmado desde febrero del 2016, además de que en su momento avaló la desaparición del Consejo de la Judicatura local, el Tribunal Unitario de Justicia para Adolescentes (TUJA), así como el vulnerar a los propios miembros de la Asociación de Jueces, ya que ha faltado a un tratado internacional del Artículo 23 de la convención, mismas que establece los derechos políticos y derecho constitucional.

“Yo me siento ofendido, me siento agraviado y la verdad esto que busqué por más de una semana y media el consenso con mis compañeros para hacerles ver este compromiso, y en lugar de obtener una respuesta favorable, ahora me encuentro con un albazo o un madruguete como vulgarmente se dice (…) El instrumento de defensa no es el juicio para la protección de los derechos políticos electorales del ciudadano, porque aquí no estamos en una contienda electoral, sino ante la ofensa de un derecho político, entonces el instrumento idóneo, sería el amparo”, reveló.

 -Acusa a Carmen Cuevas de traicionar un acuerdo para ocupar la presidencia del TSJ

-Podría interponer un amparo ante la justicia federal por el “agandalle” que realizó la hoy titular

Tras la ratificación de la presidenta del Poder Judicial, Carmen Cuevas López, por un periodo de dos años, el magistrado numerario del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Andrés Hipólito Prieto, aseguró que el máximo órgano de impartición de justicia cuenta con una titular “espuria”, tras haber traicionado un acuerdo que tenían pactado entre siete magistrados, firmado el 19 de febrero del 2016.

En conferencia de prensa, el impartidor de justicia, Andrés Hipólito Prieto, reveló que en breve podría interponer un amparo ante la Justicia Federal, debido al “agandalle” que realizó Cuevas López al convocar una sesión de pleno fuera de tiempo para que fuera ratificada con 13 votos a favor para un periodo de dos años más.

En ese sentido, señaló que en febrero del 2016, al menos siete magistrados entre ellos, Carlos Iván Arenas Ángeles, Juan Emilio Elizalde, Norberto Calderón Ocampo, Manuel Díaz Carbajal, Miguel Ángel Falcón Vega y María del Carmen Verónica Cuevas López, firmaron un “acuerdo”, en donde asumieron el compromiso de que el magistrado elegido para presidir el periodo de la titularidad para el 2016-2018 no se reelegiría por otros dos años más.

“Fue traición de falta de dignidad por parte de la presidenta Carmen Cuevas; aquí no solamente nos deshonra la palabra, su firma, su compromiso político, porque aquí en los consensos que teníamos siempre velaríamos por los compromisos de la institución, no de la persona, y llegamos a acuerdos y conclusiones muy claras de que la alternancia era la mejor opción, siempre y cuando haya un proyecto de trabajo y no de caprichos al desaparecer el Consejo de la Judicatura, desapareciendo los juzgados familiares; ha tratado de reprimir la asociación de los jueces, nos ha traicionado (…) Tenemos una presidenta espuria no legítima, igual es legal porque permite la reelección, si ella pregona que es temerosa de Dios, la traición es permitida en su religión que profesa, traicionó a una institución y a los compañeros”.

Hipólito Prieto aseguró que Cuevas López se ha conducido con falta de “ética y moral”; al no cumplir con el acuerdo que tenían firmado desde febrero del 2016, además de que en su momento avaló la desaparición del Consejo de la Judicatura local, el Tribunal Unitario de Justicia para Adolescentes (TUJA), así como el vulnerar a los propios miembros de la Asociación de Jueces, ya que ha faltado a un tratado internacional del Artículo 23 de la convención, mismas que establece los derechos políticos y derecho constitucional.

“Yo me siento ofendido, me siento agraviado y la verdad esto que busqué por más de una semana y media el consenso con mis compañeros para hacerles ver este compromiso, y en lugar de obtener una respuesta favorable, ahora me encuentro con un albazo o un madruguete como vulgarmente se dice (…) El instrumento de defensa no es el juicio para la protección de los derechos políticos electorales del ciudadano, porque aquí no estamos en una contienda electoral, sino ante la ofensa de un derecho político, entonces el instrumento idóneo, sería el amparo”, reveló.

 



2017 El regional del sur. Derechos reservados. Aviso legal | Marcas registradas | Privacidad


Volver Arriba